VECINOS DE UN BARRIO DE LONDRES SE UNEN PARA CREAR UN PLAN DE VIVIENDAS DE ACUERDO CON SUS NECESIDADES Y CONTRA LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA

St-Anns

En 2015, las autoridades londinenses abrieron una licitación para adjudicar dos tercios del terreno del Hospital St Anns, en Haringey, en el norte de Londres. El plan contemplaba que el 14% de esas viviendas estén por debajo del valor de mercado, pero a un precio poco accesible dado que permitía tasarlas hasta un 80% de los precios inflados por las inmobiliarias. Un grupo de vecinos que se opone al proyecto, encuestó al vecindario y elaboró un plan alternativo que contempla las necesidades del barrio con una propuesta de precios verdaderamente accesibles para ayudar a solucionar el déficit de vivienda de sus pobladores.

Pese a ser un país desarrollado con un liderazgo histórico en el mundo, Gran Bretaña tiene serias dificultades de vivienda. Es una comunidad en la que dos tercios de los menores de 30 años no cuentan con los medios para comprar una vivienda, según las estadísticas oficiales. Gran parte de este problema se debe a que los gobiernos británicos han dejado los planes de construcción a manos del mercado inmobiliario privado, al punto que durante el gobierno de David Cameron (2010-2016)se llegó al índice más bajo de planes de vivienda estatales desde 1923.

Una de las zonas afectadas por estas políticas es Londres. El precio de las viviendas en los suburbios londinenses creció más del 700% desde 1995. La lista de espera para planes oficiales en ese área suma 10 mil familias. Haringey, ubicado en el norte de Londres,  es uno de los barrios que sufre esta crisis y la noticia de que se pensaban lotear 11,4 hectáreas de terrenos pertenecientes al St. Anns Hospital puso en alerta a los vecinos.

Frente a la seguridad de que la resolución oficial llevaría a construir en ese predio viviendas de lujo para familias de alto poder adquisitivo y que el negocio inmobiliario podría afectar una zona que el vecindario quiere preservar, un grupo de vecinos decidió unirse para participar de la licitación con un plan que contemple la opinión del barrio y edifique de acuerdo con sus necesidades a un precio accesible para las familias de la zona que no pueden acceder a las condiciones que impone el negocio inmobiliario.

Así se formó la St Anns Redevelopment Turst (StART), una cooperativa que busca construir cientos de viviendas populares para la venta y alquiler enlos terrenos del hospital. Como contrapropuesta de la decisión gubernamental, la asociación generó reuniones para pedirles opinión a los vecinos sobre el tipo de vivienda necesaria y luego de obtener unas 300 respuestas, se reunió con arquitectos para analizar cómo se podía llevar adelante una construcción que contemple las necesidades planteada s por los habitantes del barrio.

La StART busca construir 500 viviendas a un precio menor, compitiendo con los desarrolladores privados. Uno de los puntos fuertes de la propuesta es que los vecinos creen que si los privados toman el control del desarrollo, los espacios verdes que desde hace un siglo disfruta la comunidad serán cerrados con alambrados para los nuevos dueños .

StART propone todo lo contrario, que todos los vecinos sigan disfrutando del espacio y que se preserve, por ejemplo, un edifico de ladrillos rojos que fue construido en 1900, al que proponen convertir en un centro comunitario, y una antigua torre de agua, que quieren reciclar como una galería de arte.

La cooperativa todavía no definió con exactitud el mecanismo de financiación  que pondrá en marcha si logra su objetivo, pero el acuerdo es que no se especulará con los precios y que la administración de las viviendas construidas será cooperativa.

La StART está buscando que las autoridades apoyen el plan de los vecinos como una forma de evitar los abusos de los operadores privados con la población local. La iniciativa ya tiene algunos antecedentes en Inglaterra como la Leeds Community Homes, una cooperativa que busca desarrollar a precios accesibles viviendas para estudiantes. La idea de estos emprendimientos populares es que la tierra que administren sea un activo de valor comunitario.

Para más información sobre este tema: 

https://www.facebook.com/StARTHaringey/

https://leftfootforward.org/2017/08/co-op-communities-how-we-can-take-back-control-of-the-housing-market/


Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. (Campos obligatorios *)


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>