Mejor Tapalqué

tapalqué

Ahora sí. Ya está.

Ayer Martín Ongay, funcionario jerárquico de la tarjeta CABAL, viajó desde Buenos Aires, capacitó al personal municipal que trabajará en el sistema, evacuó consultas de los comercios que participarán, realizó una prueba de funcionamiento y entregó las tarjetas Mejor Tapalqué que el Municipio distribuirá entre los hasta ahora receptores de bolsones de alimentos, que atenúan la crisis alimentaria que este dañado país soporta hasta ahora.

Comenzando en enero y completando la transición hasta abril, esos compatriotas podrán ir al menos a una decena de comercios locales, elegir qué desean y/o necesitan consumir, por un valor total equivalente al anterior bolsón, usando la tarjeta que el municipio precargará al comienzo de cada mes.

No hay que confundirse. No es solo una simplificación operativa que además le incorpora al sistema el aporte de dignidad que significa que cada receptor puede elegir lo que consume.

La claridad política del Intendente Gustavo Cocconi, acompañado del esforzado trabajo de campo del Secretario de Producción Pablo Saint Martin y la Secretaría de Acción Social María Eugenia Rocca, ha permitido aclarar dudas, sumar adhesiones y construir ya parte de un tejido nuevo, para que sucedan las siguientes cosas:

1 – Uno de los comercios adheridos, que es propiedad de una cooperativa de trabajo con fuerte vocación social, productora de los lácteos Séptimo Varón, liderada por Fabio Resino, venderá como mayorista a los restantes comercios adheridos que lo deseen, toda la línea láctea y progresivamente la línea de almacén, comprometiéndose éstos a vender a los consumidores al mismo precio que Séptimo Varón, que aplica márgenes modestos.  Aparece así una muy sana auto regulación comunitaria.

2 – Los comercios adheridos toman el compromiso de que sumarán a su oferta toda producción local que se vaya generando. Aparecerán los zapallos, choclos, huevos de campo, panificados y tantas cosas que están a la mano de una población de 12.000 habitantes rodeados de 400.000 Ha de campo, que ante cualquier intento productivo hasta ahora no sabían cómo venderían los bienes.

3 – Una vez estabilizado el sistema, se pedirá a CABAL que emita tarjetas de crédito comunes, para que el resto de la población local, empezando por los empleados municipales, maestras, personal de seguridad, disponga de esa facilidad para acceder a la red de consumo popular que se habrá formado.

En síntesis: se pasa de un sistema donde se compraba por concurso de precios alimentos no producidos en ningún caso en Tapalqué a otro escenario. En éste, la asistencia social deberá ser progresiva fuente de trabajo local y los recursos quedarán en el pueblo todo lo que sea posible.

Como fuerte complemento, las alianzas entre los pequeños comerciantes no se harán en una lógica de negocio. Por el contrario, quienes se suman entienden desde el minuto uno que el sistema de producción y abastecimiento de alimentos es un servicio social. No debe seguir siendo un negocio, ni de pocos – como es ahora – ni siquiera de muchos.

Quedan algunos refunfuñando y pronosticando el fracaso. Son los que eran adjudicatarios de las compras mayoristas, en muchos casos simples pases de mano por su conocimiento con mayoristas metropolitanos; son los supermercados instalados por gente de ciudades más grandes y cuyo beneficio no queda en Tapalqué.

A cambio, todo 2020 se verá allí más y más gente sumando alguna idea para fortalecer el sistema de desarrollo local; más y más sonrisas cómplices de un proyecto que tiene en cuenta el interés general, por sobre algún pequeño interés individual.

Gustavo, Pablo, María Eugenia, Guillermo Sturman que se puso al hombro la informática del Municipio; Martín de CABAL que junto a Maximiliano el gerente del Banco Credicoop de Azul, se animaron al cambio de escala en un Municipio chico; más todos los colaboradores hasta acá, recordarán con los años que cada uno puso un pedacito del cimiento para un cambio social digno y básico: Producir localmente lo que se consume.

En el Instituto para la Producción Popular (IPP) estamos felices de haber acompañado los 9 meses de gestación de esta criatura social que nos enorgullece.

MEJOR TAPALQUÉ

13.12.19

Comentarios

  • Néstor Marchetti

    Excelente noticia en cuyo final feliz (además de la participación de quienes nombra la nota) estuvo el accionar sin claudicaciones del compañero ingeniero Enrique Mario Martínez, (“porfiao como gallo comiendo tripa…”, decíamos en el barrio).
    Espero que el resto de los intendentes del país, tomen nota e imiten al de Tapalqué, trabajando de manera conjunta con el IPP. Eso sí, tratando que el período de gestación, sea inferior al de 9 meses (humano) que tuvo éste. Lo ideal, sería lograr el de la zarigüeya…Ver link: http://www.saberia.com/cual-es-el-animal-con-el-periodo-de-gestacion-mas-corto/


  • Andres

    Que buena noticia!!
    Que sea la primera semilla de muchas


  • Istvan

    Excelente puesta en práctica!!! Felicitaciones x el compromiso de cada uno de los actores!



Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. (Campos obligatorios *)


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>