En medio de la tormenta, la consigna es ocuparse

taller 2

El jueves 10, en medio de la tormenta climática y el huracán del descalabro cambiario, 40 lectores del libro Ocupémonos, del Estado de Bienestar al Estado Transformador, se reunieron en el Centro Cultural Enrique Santos Discépolo para debatir su propuesta junto a su autor, el ex Presidente del INTI Enrique Mario Martínez. Por supuesto, la actualidad económica fue uno de los ejes planteados. “Es fundamental que se entienda que la restricción de divisas es una pared que nos impide avanzar, si no operamos sobre las causas que la provocan, seguiremos con las crisis recurrentes que terminan pagando los trabajadores”, explicó Martínez al desarrollar uno de los temas centrales de su trabajo.

El Taller “Ocupémonos, una propuesta de Democracia Económica para la Producción Popular”, contó con la presencia de representantes de organizaciones, universidades, funcionarios y simples lectores interesados en la propuesta del libro, a seis meses de su presentación. El encuentro fue fiel a la consigna del libro, los participantes se ocuparon de intercambiar ideas y experiencias, además de imaginar posibles escenarios para la difusión de las ideas de la producción popular y la democracia económica.

Ese espíritu participativo queda reflejado en una de las provocativas frases del autor: “Podemos sentarnos a ver todo el día C5N para que nos sigan explicando lo perversos que son los neoliberales o podemos ocuparnos de transformar esa realidad desde los ámbitos donde podamos tener alguna participación”.

La jornada se dividió en la discusión de cuatro aspectos centrales de Ocupémonos: los límites de la disponibilidad de divisas y la inflación; el análisis de las acciones estructurales que habría que impulsar para superar los límites que plantea el Estado de Bienestar; el conjunto de cambios necesarios para llegar a la democracia económica, y las modalidades que habría que implementar para extender el concepto de producción popular a la salud, la educación, la cultura y otros ámbitos sociales.

“Para lograr la democracia económica se necesitan cambios legislativos en todas la áreas, el acceso al capital, la regulación de divisas, un sistema de Ciencia y Técnica que atienda las necesidades de producción popular, redefinir la educación, el sistema de salud, la Justicia; ¿quiénes están ocupándose de estos temas? ¿A dónde están los técnicos que se necesitan para esta transformación? ¿Tenemos esos técnicos?”, se preguntó Martínez.

Para reforzar su preocupación por ese déficit de quienes proponen cambios desde el campo popular, Martínez ejemplificó: “Una muestra de la falencia que tenemos para atender a los sectores populares es que en 2006 publicamos en el INTI un trabajo pormenorizado que señala dónde están exactamente las zonas donde se registra la pobreza, de acuerdo con el Censo de 2001. Es una guía fundamental porque identifica esas áreas en cada provincia y permite analizar las necesidades particulares de cada zona porque no es lo mismo la pobreza en el este de Salta que en la periferia de Rosario. Es público, está a disposición de quien quiera utilizarlo, los gobiernos provinciales o municipales encontrarían allí una fuente ideal para empezar a analizar cómo resolver la pobreza, pero nadie se preocupó en tomar ese trabajo para diseñar una estrategia política”.

El Taller dio espacio a que los asistentes relaten algunas experiencias en las que participan que van en la dirección de la propuesta de Ocupémonos. Un panorama que fue desde el proyecto de instalación de un tratamiento de efluentes a escala doméstica en un pequeño pueblo santafecino cuyo costo equivale a la mitad de un sistema de cloacas convencional, pasando por una experiencia de construcción de viviendas populares de Capilla del Monte, el relato de las dificultades de las cooperativas de trabajadores en el partido de Avellaneda, hasta la puesta en marcha de un plan de alimentos sustentables financiado por el municipio de Gualeguaychú.

Al cierre del encuentro se propuso trabajar para sistematizar la comunicación de experiencias de la producción popular para que esa información circule y sirva a otras organizaciones, cooperativas o grupos que están trabajando en temas similares, una red de conexiones necesaria para que quienes se están ocupando se reconozcan y quienes quieran ocuparse tengan una guía de los caminos posibles de participación.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. (Campos obligatorios *)


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>