Conozca un novedoso sistema comunitario de energía solar inglés, que podría aplicarse en la Argentina

Ayudar al desarrollo de la energía solar, y ganar una renta anual por eso,  es posible. En esta nota explicamos cómo es el plan para pequeñas comunidades de escasos recursos ideada por una ong inglesa. Un modelo para analizar y replicar.

Chase Community Solar, una ong de Staffordshire, en Inglaterra, ha presentado un interesante plan para desarrollar el uso de energía solar en pequeñas comunidades, que podría ser fácilmente adaptado en la Argentina. Se trata de una oferta de acciones que tiene como objetivo recaudar fondos para poner paneles solares en los techos de las casas. La intención es repetir este esquema de inversiones para desarrollar el uso de energía solar de un modo que, al mismo tiempo, resulte un doble beneficio: el usuario recibe energía no contaminante, que reduce su consumo en la red convencional, y tiene un incentivo económico por las acciones en las que invirtió.

Parte de la electricidad es aprovechada por los vecinos y el resto se vuelca a una red común. Se trata de un plan de unir 300 techos con paneles solares invirtiendo desde 100 libras, hay un retorno anual del 7 por ciento promedio en las acciones. El circulo virtuoso se completa a patir de la demanda. Si se multiplica la cantidad de interesados, la red crece, se reducen las emisiones de carbono que producen los sistemas tradicionales, y aumenta el beneficio económico de los accionistas.

El objetivo central del plan es llegar a las casas de los sectores populares para que puedan ahorrar costos de energía con los paneles solares fotovoltaicos. “Creemos firmemente que, si tiene éxito, será una fuente de inspiración para los proyectos de energía de la comunidad similares con los Consejos y otros proveedores de vivienda social en todo el Reino Unido”, explican en la página web de Chase Community.

Aquí describimos los ocho pasos del sistema:

Paso 1: usted invierte.

Cualquier persona de más de 16 años puede participar de la iniciativa, comprando acciones, el valor mínimo de inversión es cien libras. Comprando acciones, usted se concierte en miembro de nuestra sociedad de beneficio comunitario, de esa manera participando en el manejo de la sociedad.

Paso 2: usted gana un 7% de rendimiento proyectado.

Los ingresos generados por la venta de energía producida por los paneles solares son usados para pagar el interés, rendimiento a los tenedores de las acciones. Sus acciones tienen un ingreso, rendimiento anual de 7% proyectado para los 20 años siguientes. Es mejor que la mayoría de los ISAs.

Paso 3: usted reclama exenciones impositivas.

Las acciones de nuestra sociedad son pasibles de descuentos impositivos, a través del Esquema de Inversiones de Iniciativas Comunitarias. Así que si usted invierte 100 libras, recibirá  del estado un descuento de 30 libras en su liquidación impositiva anual, de lo pagado o a pagar durante el año considerado.

Paso 4: Los paneles son instalados.

El capital reunido es usado para la instalación de paneles solares en los techos de edificios comunales. La cantidad de instalaciones dependerá de cuánto capital se reúna. Esperamos poder instalar alrededor de 300 techos.

Paso 5: las facturas de energía de los inquilinos se reducen

Los inquilinos que habitan las casas que tienen los paneles usan energía sin cargo. Esto redundará en una reducción de entre 100 y 200 libras en sus costos de energía, por año.

Paso 6: se generan ingresos

La energía generada por los paneles solares es vendida a la red de energía. Estos ingresos vuelven a la sociedad como ganancia.

Paso 7: Los gastos son cubiertos

Parte de este ingreso es usado para cubrir costos de funcionamiento, tales como seguros, mantenimiento, monitoreo y administración. Parte es apartada para ir devolviendo el capital.

Paso 8: se reducen las emisiones de carbono

El cambio a una fuente renovable de energía está proyectada como una reducción de 176 toneladas anuales de carbono, si instalamos 15 techos con paneles solares, haciendo que el sistema sea más sustentable. Cuantos más techos instalemos, más se reducirán las emisiones de carbono.

Paso 9: se crea un fondo comunitario

Los retornos sobre las acciones tendrán un techo de 7%. Cualquier ingreso adicional se ingresa a un fondo comunitario  que los accionistas decidirán como invertir. Anticipamos un ingreso de hasta 6mil libras anuales para invertir en proyectos con beneficios ambientales para la comunidad.

Agradecemos la traducción de Federico Cappanera.

Ver versión original en inglés:

How-It-Works-graphic-REVISED

Comentarios

  • Antonella Risso

    Podría aplicarse si pudiéramos vender energía. Tengo entendido que al momento sólo en Santa Fe se puede. Eso significa que podría generarme en mi casa y consumir menos de la red, pero no inyectarle excedentes o lo que se produce mientras no estoy en mi casa. Lo mismo en instalaciones no domiciliarias.
    Me gusta la idea!!! ¿Hay algún proyecto de una iniciativa equiparable en Argentina? Saludos


  • Gabriel

    Les tiro una idea voladora, porque no analizan la posibilidad de llevar adelante este tipo de proyectos con organizaciones sociales como las Mutuales.



Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. (Campos obligatorios *)


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>