Aprender, siempre aprender

eleccion

Por más que se busque pensar la realidad de manera estructurada, tratando de conocer de dónde venimos y a dónde queremos ir, los episodios electorales, que mueven decenas de millones de voluntades en un espacio tan amplio como el de Argentina, siempre agregan algo para reflexionar, que se puede convertir en una enseñanza a capitalizar.

Las PASO del 13 de agosto dejan para mí dos datos fuertes:

1 – EL NEOLIBERALISMO SE MUESTRA CAPAZ DE TODO PARA PERPETUARSE.
Las maniobras electorales en una elección donde no se elegía nada de modo definitivo, como las PASO, intentando ocultar el triunfo de Unidad Ciudadana en Buenos Aires y en Santa Fe, dan una señal de desprecio por quien no piensa como el gobierno que parece no tener límite. Un proyecto que tiene a la mentira y la manipulación de masas en el centro de su estrategia, cree tan firmemente en el marketing que no tolera un titular de diario desfavorable y apela a toda tergiversación a mano. Personalmente no le di trascendencia a los esfuerzos del gobierno por poner gente adicta a controlar las elecciones o a instalar el voto electrónico a pesar que se demostró no confiable. Creo que me equivoqué. Hasta se pone en un cono de sombra sobre el ballotage que dio ganador a Rodríguez Larreta en CABA, después de ver lo grosero – e inútil – que hicieron en las PASO.
Habrá que estar más y más atento a este despliegue de impudicia, que además genera violencia social irremediablemente.

2 – ELECTORALMENTE, EL PAÍS SE ENCAMINA A CONFRONTACIONES REITERADAS ENTRE DOS MITADES DIFíCILES DE RECONCILIAR.
Se discuten décimas a favor o en contra, pero lo concreto es que la población a la cual el neoliberalismo le parece compatible con su proyecto de vida, con el componente antiperonista que se agrega para no cargar con los errores propios, parece estabilizarse en un 30/35% del total nacional.
Ese núcleo duro manipula y es a su vez manipulado permanentemente; dispone de recursos económicos muy importantes; desde el gobierno muestra voluntad de apelar a la mentira y a la represión de toda protesta social, sin límites a la vista.
Enfrente, están los perjudicados por el neoliberalismo y aquellos que concientemente quieren otra forma de vida que la que el capitalismo concentrado ofrece. En estas PASO – y seguramente se ratificará en las elecciones de octubre 2017 -, en condiciones desfavorables luego de la caída anímica de la derrota electoral de 2015 y soportando el desprestigio que produce siempre la aparición de facetas oscuras cuando se sale del gobierno, se hizo elecciones muy dignas en Buenos Aires, Santa Fé, Mendoza. Hasta en CABA la modesta elección del peronismo sirvió si se quiere para mostrar la fugacidad de proyectos oportunistas como el de Martín Lousteau, devorados por la polarización. El peronismo y sus aliados conceptuales representa otro 30/35% del electorado.
El futuro electoral del país se ha de dirimir por elecciones de polarización creciente entre quienes creen que los negocios ordenan la vida y quienes sufren por eso, aunque no hayan sido capaces hasta ahora de consolidar la alternativa.
En el medio quedará cada vez menos.
¿Que nos queda a los ciudadanos de a pie, que entendemos intolerable un proyecto neoliberal y por supuesto igualmente intolerables a la galería de cínicos e incapaces que lo representan políticamente, mientras el verdadero poder se esconde?
Tácticamente: no dividir el campo popular. Las confrontaciones electorales no son el sentido único de la vida, pero no debe dejarse libre el espacio, ni moverse con fragilidad en él.
Estratégicamente: Pensar, crear, compartir con los compañeros los caminos de superación del capitalismo que nos liberen de esta dolorosa trampa. La democracia económica, la producción popular, el estado transformador, son conceptos que deben hacerse carne en miles, para ser luego millones.
En el IPP estamos en eso y en pocas semanas haremos aportes consolidados para el debate de estas ideas. Es lo que está a nuestro alcance.
Ocupémonos.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. (Campos obligatorios *)


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>